26 de enero de 2015

¡Higuaín remolcador!

El Napoli vuelve al tercer lugar gracias a dos goles de Higuain, pero cuanto sufrimiento por esta victoria por la mínima sobre el Genoa. Victoria que levantará mucha controversia en el post partido, por el primer gol de Higuain viciado por un fuera de juego de casi 30 cm no señalado, para luego pasar por alto la expulsión de Roncaglia por la retención de Higuaín lanzado al gol, hasta llegar al penal que le dio los tres puntos al equipo de Benítez en el segundo tiempo, luego de que los rossoblu lograran empatar por una indecisión defensiva de Inler y Albiol con Falque que chutó al límite del área introduciéndola al borde del poste.
El partido, no obstante lo importante de la victoria para la clasificación y para la moral, nos deja un poco de amargura por el sufrimiento que el Napoli le ha dado a sus propios hinchas y al propio técnico, sufrimiento que nacen sobre todo, por las tantas acciones de gol desperdiciadas y mal aprovechadas: clamoroso el de De Guzmán en el primer tiempo, sin contar con la salvada sobre la línea del dos a cero por parte de Burdisso y el travesaño de Callejón. 

Desafortunadamente, Napoli no es nuevo con estas actitudes de superioridad y suficiencia que llevaron al empate en casa con el Cagliari y Palermo, y estaban a punto de dar otro paso falso que afortunadamente no sucedió.

En cuanto al rendimiento del equipo, Higuaín sin duda el mejor, encantó incluso Hamsik que dispensó varios balones importantes no muy bien aprovechados por sus compañeros, en especial De Guzmán, quien también se ha movido bien pero que se vino a menos en el momento crucial y más importante, es decir anotar el gol. Bien, incluso Callejón tanto a izquierda y derecha, pareció verse en neta mejoría.

En la mediana muy lento Inler, bien López. En la defensa bien Strinic, que se reafirma un óptimo jugador, muy bueno con el pie pero sobre todo de cabeza, además que es muy técnico, bien Koulibaly (advertido y amonestado será baja con el Chievo), uno que otro error de más para Albiol, partido sin pena y gloria para Maggio.  Importante el ingreso en el final de Zapata para mantener el balón y  hacer pasar el tiempo, todavía sin poder cuajar en el juego de sus compañeros Gabbiadini que entró en el puesto de De Guzmán, que se le vio sólo en jugadas a balón parado.

0 comentarios: