17 de septiembre de 2015

Dobletes de Mertens y Callejón y gol de Hamsik


Cinco goles en el primero de la Europa League para olvidar un rato las dificultades en el campeonato. Napoli pareció cambiar de marcha y recetar un poker al Brujas. La nota positiva, pero, llega de la defensa: más allá de los delanteros que en el módulo de tres puntas tuvieron su luna de miel, los azzurri, por primEra vez desde el inicio de la temporada, no encajaron goles. Una inyección de confianza a tres días del partido con el Lazio el domingo por la noche e el torneo local, donde la pandilla de Sarri sigue en la busqueda de la primera victoria. 

4-3-3 – El técnico decide cambiar desde el primer minuto la disposición táctica para enfrentar a los belgas, que ocupan  la 7ª posición de la Jupiler League. Insigne y Gabbiadini, titulares en  Empoli, descansan. En la delantera está el tirdente con Mertens, Callejon e Higuain. Cambia también la defensa: regresa Koulibaly para hacer dupla con Albiol, pero la verdadera novedad es el regreso de Ghoulam sobre la banda izquierda, con el consecuente pase de Hysaj en el carril opuesto. En la media Jorginho, David López y Hamsik. El nuevo módulo regala al Napoli más amplitud y jugadas a memoria a la “Benitez”. Maniobras que los azzurri conocen muy bien. La defensa esta vez aguantó, gracias también a un Koulibaly en formato maxi.

SOLO NAPOLI - El partido no tuvo nunca una historia. El Brujas es solo un pariente lejano de aquel equipo que alcanzó los cuartos de final de la Europa League en la pasada temporada. Callejón rompe el celofán con un disparo-cross que se clava en el segundo poste superando a Bolat. Aquí comienza el Mertens show: el duendecillo belga, crecido entre las juveniles de Anderlecht y Gent, siente particularmente el match y se nota. Callejón le regala un pase cruzado que anota como si fuera el centrodelantero (19’). Seis minutos después recibe otro chocolatico, esta vez de Jorginho: con un medio giro de derecha y es el 3-0 de aplausos. Un esquema a la Sarri, para entendernos. Falta solo el Pipita para cerrar el círculo y los 20 mil del San Paolo (las curvas fueron suspendidas por la UEFA), comienzan a aupar al argentino, que da la primera sacudida en el 34’: asistencia para David López, que chuta alto.

En el segundo tiempo es lo mismo. Mertens esta vez sirve la asistencia para Hamsik, que con complicidad de Bolat, la deposita a portería vacía para el 4-0. El número 14 azzurro casi logra hacer el triplete en el 59’, pero esta vez el portero turco-belga cumple un proeza. Sarri quita Hamsik y mete Allan (62’). Higuaín tiene un reto muy personal con Bolat, que había salvado antes un potente disparo al primer palo (66 '), luego se deja ayudar del poste luego de un stop y chute de fuera de case del argentino.  

Sarri quiere conservar a su campeón y lo sustituye con Gabbiadini (72’). El técnico azzurro concede la standing ovation también a Mertens (75’), que deja la cancha por Insigne. Los azzurri no se ahorran nada: Callejón, sobre un corte de Allan, anota el de la manito en el 77’, después, de un largo pase de Insigne, el español casi realiza su hat-trick' (87').

Nada mal para Sarri: su debut europeo es digno de aplausos.

Fuente Corriere dello Sport

0 comentarios: