17 de octubre de 2017

Manchester City y Napoli, dos entrenadores al ataque


"La primera vez que tuve constancia de cómo jugaban sus equipos fue en el Empoli", reconoció en rueda de prensa Pep Guardiola. Hacía referencia el técnico del Manchester City al trabajo de su colega Maurizio Sarri, que dirigió al Empoli durante la temporada 2014-2015, para un año después fichar por el Nápoles, en el que acumula tres cursos, y al que se enfrentará este martesen el estadio City of Manchester, en uno de los duelos más atractivos de la tercera jornada de la Liga de Campeones.

"No es ningún secreto que son buenos. Le han ganado al Roma, al Lazio. Me gusta mucho ver al Nápoles y aprendo mucho de los equipos de Maurizio", elogió a su rival Guardiola. Y es que el cuadro de Sarri ha arrancado la temporada en la Serie A con un pleno de victorias en las ocho primeras jornadas de liga que le han colocado como líder en solitario por delante del Inter de Milán, segundo, y del Lazio y la Juventus, empatados en la tercera plaza.


"Ellos hacen muchas cosas y las hacen perfectamente. No es un equipo que vaya a esperar, sino que van a presionar y saben crear el juego muy bien. Sus tres atacantes (Mertens, Insigne y Callejón) no reciben balones largos y en el medio tienen futbolistas que pueden correr a la espalda y saben leer el juego. El Nápoles está entre los tres mejores equipos de Europa", abundó un Guardiola que atraviesa un momento dulce con el Manchester City, sobre todo después de la reciente goleada ante el Stoke City en la Premier (7-2), "el mejor partido desde que estoy aquí", en palabras del técnico catalán.

Si bien los recursos no son comparables —el potencial económico del jeque Mansour Al Nahyan, propietario de los citizen está a años luz del de Aurelio De Laurentiis, mandatario de los italianos—, la manera de trabajar de ambos entrenadores encuentra patrones similares. Sarri, que antes de entrenador a tiempo completo fue banquero, fumador empedernido, hombre de retranca aparente y contestaciones tan contundentes como imprevisibles, ha implementado una filosofía de juego en el Nápoles similar a la de Guardiola en Manchester. Asiduo del 4-3-3, ha moldeado un equipo en el que Hamsik ejerce de lanzador de tres delanteros tan habilidosos y flexibles como Callejón, Mertens e Insigne. El belga suma siete goles en ocho jornadas en Italia, y dos goles en los cuatro partidos europeos que ha disputado su equipo hasta el momento (se enfrentaron al Niza en la fase previa).

Al duelo de este martes llega con más urgencias el Nápoles, que cedió en la primera jornada ante el Shakthar Donetsk y que ocupa el tercer puesto con solo tres puntos tras derrotar al Feyenoord. El City lidera el grupo F con dos victorias, en las que ha anotado seis goles y no ha encajado ninguno. Además, los citizen llevan invictos once partidos como local en la Champions (ocho victorias y tres empates, incluyendo la fase de clasificación), desde que perdieran con la Juventus en la primera jornada de la temporada 2015-2016.

Más detalles en: EL PAÍS por GORKA PÉREZ | foto: Paul Ellis (AFP) y Ciro De Luca (REUTERS)

0 comentarios: